💢📔💢 Las mejores frases de El amor en los tiempos del cólera, novela dele escritor Gabriel Garcia Marquez 💢📕🍁📔💕💢



💢📕🍁📔💕💢

Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

Encontró el cadáver cubierto con una manta en el catre de campaña donde había dormido siempre, cerca de un taburete con la cubeta que había servido para vaporizar el veneno. 

Un comisario de policía se había adelantado con un estudiante de medicina muy joven que hacía su práctica forense en el dispensario municipal, y eran ellos quienes habían ventilado la habitación y cubierto el cadáver mientras llegaba el doctor Urbino.


Ya me sobrará tiempo para descansar cuando me muera pero esta eventualidad no está todavía en mis proyectos.

Las instrucciones al comisario y al practicante fueron precisas y rápidas. No había que hacer autopsia.

No va a faltarle aquí algún loco de amor que le dé la oportunidad un día de estos.

Cuando lo encuentre, fíjese bien -le dijo al practicante, -suelen tener arena en el corazón.

---💢📔💢---

Resultado de imagen para El amor en los tiempos del cólera,

💢📕🍁📔💕💢

Remotas, al otro lado de la ciudad colonial, se escucharon las campanas de la catedral llamando a la misa mayor. 

Si hubiera sido un crimen, aquí habría una buena pista -se dijo-. Sólo conozco un hombre capaz de componer esta emboscada maestra.

Era una verdad a medias, pero ellos la creyeron completa porque él les ordenó levantar una baldosa suelta del piso y allí encontraron una libreta de cuentas muy usada donde estaban las claves para abrir la caja fuerte.

Se levantaba con los primeros gallos, y a esa hora empezaba a tomar sus medicinas secretas: bromuro de potasio para levantarse el ánimo, salicilatos para los dolores de los huesos en tiempo de lluvia, gotas de cornezuelo de centeno para los vahídos, belladona para el buen dormir.

A pesar de la edad se resistía a recibir a los pacientes en el consultorio, y seguía atendiéndolos en sus casas, como lo hizo siempre, desde que la ciudad era tan doméstica que podía irse caminando a cualquier parte.


Aunque se negaba a retirarse, era consciente de que sólo lo llamaban para atender casos perdidos, pero él consideraba que también eso era una forma de especialización.

En todo caso -solía decir en clase-, la poca medicina que se sabe sólo la saben algunos médicos.

---💢📔💢---

Resultado de imagen para El amor en los tiempos del cólera,


💢📕🍁📔💕💢


No hay comentarios:

Publicar un comentario